domingo, 30 de noviembre de 2008

Orgullo y Prejuicio

¿Que nos pasaría por la cabeza a cualquiera de nosotros si nuestro jefe dice que no está nada contento con el nivel que estamos dando? Podemos cabrearnos, renegar de lo dicho, ir a llorarle a nuestra pareja o todo junto... pero estoy seguro que ninguno permanecería impasible ante tal afrenta a la capacidad laboral. Hoy mismo, Luis Casimiro se ha referido en dichos términos a la labor de Vonteego Cummings, que hoy ha firmado unos números muy pero que muy discretos.

Venía dandole vueltas a las declaraciones de nuestro técnico y pensando en lo que puede pensar de ellas el hombre que llegaba con el cartel de base titular. Este verano hablabamos de él en este blog y nos referíamos al norteamericano como un jugador particular. Entendemos que desde 2006, cuando consiguió su mejor campaña con el Partizan, han pasado dos temporadas y que ahora mismo sopla ya 32 velas... pero yo no termino de entender como un jugador puede cambiar tan radicalmente en solo dos años.

Ese video es un recopilatorio, vale, pero se ve a un Cummings muy parecido al que hace dos temporadas marcaba el ritmo de los blanquinegros: un tipo pegajoso en defensa, con mucha actitud en ataque, penetrador, que imponía ritmo. ¿A que viene tal pasotismo?, ¿que es lo que le pasa a un jugador de tal calibre cuando se ve en una situación así?

¿Es un tema de orgullos o será cosa de prejuicios?

Mañana hablamos del partido, todavía estoy con la mufa...

3 comentarios:

Álvaro Martínez dijo...

¿Tan grave es? Yo creo que un tío de su experiencia aparecerá. Lo que no se si veo muy bien es que Casimiro rajé de él...

El Profesional dijo...

Peinado adelanta en Marca q Botijo no seguirá...

Anónimo dijo...

Sabemos de alguna opción que haya en el mercado, que sea bueno, bonito y barato???