miércoles, 3 de diciembre de 2008

Ley de Bases

Uno ya empieza a ver las cosas un poco mas complicadas: decía ayer que, desgraciadamente, el tema de conversación en la previa del derby es el caso Cummings. Para colmo, si no tuvieramos suficiente con eso, las dudas crecen de cara a un partido tan determinante como este si vemos lo que hoy cuenta Maestro en "Mundo Deportivo".

Me vienen a la cabeza tiempos de mítica, de grandes actuaciones de chicos jóvenes, de confirmaciones en peores plazas... pero tal como están las cosas, jugarsela frente al Madrid con Jayson Granger y Richard NGuema me parece una soberana locura. Si sale bien, seré el primero en tragarme mis palabras, porque si en algo se basa el baloncesto moderno es que las locuras suelen funcionar. Pero una cosa es hacer experimentos con gaseosa cuando existe un cierto colchon y otra, bien distinta, es intentarlo frente al eterno rival, pasandote dos semanas con la mufa de haber perdido haciendo el tonto.

Lo bueno es el regreso de Martin... ¿es bueno? El sábado, si lo que cuenta Maestro se confirma, tendremos seis interiores en el banquillo: dos que no juegan porque viene así estipulado (aunque fuera de casa tienen minutos), uno que solamente ha podido disputar diez minutos por lesiones y el último, castigado por su mentalidad picona y su querer jugarselas todas en busca de un buen contrato. Total, que seguramente nos jugaremos la segunda parte con Junyent y Wideman...

Hay que prepararse: ayer vi "El último tango en París" y lo de la mantequilla no es mala opción. Mucho mas sano, eso no hay duda.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Un riesgo jugar con Nguema, pero para lo que aportaba Botijo...

Viva la locura!!!!!!!

santi dijo...

no me gusta nada empezar a cortar gente porque está demostrado que fichar a mitad de temporada es un desastre...

pero como me opne ganar el derbi con triple de richal

Martin Stengel de Castro dijo...

A ver, que me pierdo… ¿Que está estipulado que dos no jueguen en casa? Explícate tío, porque a mí el abono me lo cobran completo. Business son business, yo pago la entrada completa y quiero el equipo completo... ¿es justo o no, Casimiro? ¿O es que Beirán juega porque tiene padrino y Clark no, porque no lo tiene? ¿¡Eh! Casimiro? Cuando voy al teatro no se puede pagar media entrada y no te dan media función, y trabajan todos los actores. Si esto es una SAD es un negocio, no medio negocio... No conozco un empresario que no utilice a todos sus trabajadores de la plantilla.
Lo de la mentalidad picona tampoco lo pillo...
Y bueno...sobre lo de perder con el Madrid estoy seguro, seguro, pero ¡seguro, oye!, que quienes más pena exterioricen por ello serán los vividores hipócritas deseando hacerle al Madrid el pasillo y el rendez vous para luego traspasar a alguno de los nuestros... El romanticismo para la Demencia que no han cumplido los 16 años. ¿Me vas a contar que la NBA funciona románticamente? ¿Conoces a algún agente de jugadores romántico? Pues eso hombre… Palmamos con el Madrid, y a la jornada siguiente descansamos.... para digerirlo, y luego ya veremos si ganamos al Cajasol en casa, y algunos a lo suyo, que ya llevan en ello mogollón de años…¡Que te lo digo yo!

Matías Castañon dijo...

Martin, digo que es curioso que haya dos jugadores que en los últimos partidos en casa no juegan ni un minuto y luego los ponen fuera y no pueden hacer nada por pura impotencia o por nervios. Lo de los nervios en uno puedo entenderlo porque es joven y debutante, pero el otro es mayor, profesional y especialista...

Sobre como es este mundillo, pues es lo que viene pasando desde siempre, no es ninguna novedad... pero que ya sea tan comun me acojona. Saludos!