martes, 8 de septiembre de 2009

Compartiendo una alegría...


No, no vamos a hablar de gimnasia rítmica (¡hola sade!), pero si de algo de lo que podemos sentirnos orgullosos. Resulta que un colegial va camino de alzarse con el máximo galardon que se puede conseguir: el reconocimiento de los suyos. A Pedro Bonofiglio, la afición del Estu le ha reconocido como uno mas de esta gran familia; ahora, los profesionales de la radiodifusión española verán lo mucho que vale delante de un micro.

Pedro ha sido nominado, por la Academia de la Radio Española, para los I Edición de sus premios anuales. Su labor al micro y la narración de aquella maravillosa canasta de Pancho en Valladolid le han valido para estar en la terna junto a dos grandes profesionales como Paco Ortíz (que este año se pegó sus buenos tutes con el Zaragoza en Segunda y el CAI en ACB: narraba todo) y Manolo Lama (sobran las palabras para definirle... ¿Cuales? Lo dejo al gusto de cada uno). Hasta el 5 de octubre no sabremos nada, y lo chungo es que no podemos votar: la elección de los mejores (entre los cuales también está -en la categoría de control y registro de sonido- Carlos Millán, uno de los cracks de Punto Radio) corre a cargo de los profesionales de la radiodifusión española, por lo que solamente podremos alegrarnos al final.

Que una posibilidad así le llegue a Pedro ahora solo puede significar una cosa: la vida es justa. Un tipo como él, que lleva el basket y la radio en la sangre, que dejó todo atrás y arrancó de cero con su labor radiofónica; que sufrió cuando pasó lo de Onda Madrid, que arrancó con proyectos ilusionantes y nos trajo aquellas retransmisiones en CityFM. El mismo que me llevó por el camino de la narración radiofónica y que me cedió el testigo: ese tipo, al que la vida le sonríe desde hace año y medio (lo de aquel partido en Menorca y todo lo que le rodeó fue mágico, ¿a que si, Male?), va a sacar el palo que le metieron en la rueda y podrá pedalear tranquilo.

Como alumno suyo, no puedo estarle mas que agradecido por todo lo que me ha dado y celebrar con él este pequeño triunfo, que es el primer paso hacia arriba. Gracias por todo, hermano.

PD: Hace un tiempo la gente del club le hizo una entrevista. La recuperamos, perdida en los archivos de la Web oficial.
PD2: Lo chungo es que aquel partido iba a narrarlo yo solo. Si en el momento del canastón de Pancho desaparecí, no me imagino que hubiera pasado de haberla narrado...

4 comentarios:

José Enrique dijo...

Artística, Mattu, artística. Como lo lea mi hija te mata.

Santi dijo...

UN GRANDE!!

a ver si hay suerte

Male dijo...

qué decir... si fueron esa pasión y esa voz única las que hicieron que cruzara un océano. orgullosísima esposa y fan número uno de mi nominado y desde ya, para mí, el mejor!

Anónimo dijo...

Desde luego, como la narración de aquella canasta de Jasen en Valladolid, he oído poco en baloncesto!

Pedro eres un megacrack!!!

Suerte.