martes, 26 de mayo de 2009

Carlos Suárez: Tiempo

Siempre se ha dicho que necesitaba tiempo. Que era una cosa de tiempo y que, como no, el tiempo lo pondría en su sitio. El tiempo pasaba y todos nos decían “el tiempo nos dará la razón”. Al final, el tiempo pasó y, como dicen los americanos, “his time has come”.


Foto: ACB

Carlos Suárez se ha convertido, con el paso del tiempo, en uno de los grandes pilares. Le ha costado hacerse con oportunidades, contar como un hombre mas para los entrenadores que han pasado por el Arena y, sobretodo, perder el miedo tras la complicada lesión que tuvo hace un par de años. Este curso tenía que ser el de su confirmación, la temporada en la que el Chimpa se convertiría en una figura de este equipo.

El tema es que el curso de su confirmación fue el pasado. ¿En serio? Pues si. Hay quienes dirán que numéricamente lo del año pasado no fue lo mejor, que arrancó mal con aquellos rumores en torno a su vida y que acabó teniendo menos posibilidades con Perasovic. Sin embargo, ese año sirvió para que madurara todavía mas, para que se convirtiera en un jugador adaptado a las situaciones complicadas y fuera lo que todos esperábamos. El resultado se vio este año: casi 10 puntos de media, entre los quince mejores reboteadores de la competición siendo alero y ecos de convocatoria con España en un año de “espantás” (y aunque no lo fuera, también estaría ahí). Carlos ha sabido aprovechar su tiempo, ha demostrado su valía y, aunque no ha sido la referencia en determinados momentos (no eramos pocos los que le pedíamos en los finales de partido) se ha ganado a pulso ser el mejor colegial de la temporada.

Ahora, ¿es tiempo de que se marche? Todos sabemos que tarde o temprano pasará, que un día no podamos asumir su ficha o no podamos responder a una oferta de un equipo grande. Hay quienes piensan que ese momento llegará a lo largo de este verano, que Carlos tendrá que marcharse ante la situación que vivimos aquí y lo bien que nos vendría un buen ingreso. Yo pienso que no será ahora, no porque no vengan sino porque no debe marcharse. Dejarle ir ahora sería una falta de respeto a Chimpa y a lo que ha hecho hasta ahora.

El veredicto: si no pasa nada raro se quedará porque tiene contrato. Si vienen con dinero fresco a querer negociar su salida, hay que enseñarles la puerta. Soltarle sería de locos, estemos como estemos de pelas.

1 comentario:

jr dijo...

¿Crees que habrá otra intentona por parte del Barça? Coincido en que la temporada pasada sentó las bases de su maduración.