lunes, 8 de diciembre de 2008

DDD: "Cambio Radical"



Ya hemos superado el postpartido (estos derbys son diferentes, nadie te molesta en el cole/uni/curro), ya podemos sentarnos tranquilos a reflexionar sobre lo visto en el parquet (yo por lo que vi a unos metros mas bien, que los vecinos tuvieron a bien ponernos al lado de nuestro banquillo). Yo ayer vi un cambio radical, porque estaba claro que el problema de este equipo era Vonteego Cummings. Ahora que se va (esta semana se cerrarán las negociaciones para rescindir su contrato) ya veremos como su influjo maligno nos deja en paz y podemos jugar de verdad.

Porque sino, la verdad, no me explico la cantidad de errores del pasado partido: teníamos enfrente a un equipo que, por dentro, era "sólo Felipe" y no supimos hacer daño por ahí. Teníamos dos bases jóvenes que había que dosificar y hasta que no damos el partido por perdido no cambiamos a Granger (que venía ya con la lengua fuera). Nos dejamos presionar por un equipo que gana ya por 14 cuando tendría que ser al revés. Se confía en un Udrih que el sábado no estuvo (porque no estuvo) con Suárez en el banquillo mirando como su racha se cortaba constantemente por el cambio... No se, vale que lo del norteamericano (que se estaba negando a jugar: que cada cual lo vea como quiera) sea un influjo maligno, pero no podemos cargarle toda la mierda a él.

El partido tuvo un nombre propio, y no fue otro que el de Louis Bullock. Un hecho lo demuestra claramente: llegamos al descanso 42-43 y, en el último cuarto palmábamos 82-65; dieciocho puntos de ventaja cuando el de Washington sumaba ya, precisamente, dieciocho tantos en su cuenta particular. El día que había que ponerle una loza encima (algo que pasa siempre, pero vista su linea se puede pensar que sea menos necesaria) le dejamos tirar tres triples (de los cuatro que metió) prácticamente sólo. Lo mismo ocurrió con dos de Mumbrú (que rompieron el partido) y los dos de Llull (que les dieron las primeras ventajas).

La otra clave, Felipe, deja mucho mas que ver de este supuesto cambio que hemos pegado: un equipo que tiene solamente un interior de garantías y le dejamos jugar como quiere. Sus tres compañeros no estaban (o mas bien, tuvieron problemas para aparecer: Hamilton con problemas de faltas, Massey con problemas en el ataque y Hervelle con problemas mentales) y dejamos al cordobés moverse a placer. No se que tanta culpa tendrán ahí los nuestros, pero un "dos contra uno" siempre funciona y mas cuando los demás desaparecen.

Tenemos dos semanas para encontrar un base o para asumir que tenemos que jugarnosla con dos chavales. Me decían antes de empezar que el bloque se olvida de la derrota en cuanto acaba el partido: igual no es eso lo que hay que hacer...



PD: "...dejaremos sin hogar a una familia de mapacheeeees...". Que gran frase, redios...
PD2: ¿Que pasará el martes? Ya os contaremos...

PD3: Hoy en sueños me vino el nombre de Jason Sieger. ¿Una señal? Por lo pronto, lo único que me sale es un perfil en Facebook...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Quien es Sieger?

Supongo que sera base nato porque sino es para meterte una ostia. Todo lo que no sea ver bases natos ahora mismo me parecen delirios o que de verdad no te gusta el conejo...

Ivan dijo...

¿Puedes ampliar lo de que Cummings se estaba negando a jugar?

Matías Castañon dijo...

Anónimo: Sieger no es nadie. Estaba soñando hoy y no se porque los que salían en mi sueño no dejaban de repetir el nombre "Jason Sieger". Lo interpreté como una señal y cuando lo busqué en Google me salió un tipo cualquiera.

Iván: lo de Cummings me llegó a través de una fuente fiable, pero solamente eso: que se quería ir y que no quería jugar. Ahora, que cada cual lo complete como quiera hasta que salgan las voces expertas a hablar.