martes, 4 de noviembre de 2008

Cuando los problemas del vecino son tus dilemas morales...

Bastante tenemos a día de hoy entre nosotros (unos pueden tenerlo mas claro, otros pueden pensar que hay tiempo para reaccionar) como para preocuparnos por lo que ocurre Castellana arriba. De ser otras épocas estaríamos partiendonos con las continuas pifias madridistas, del último fracaso de la factoría "AM&AH" o de como los foros se llenan con mensajes despectivos hacia el entrenador al que se sacaron de la manga y les hizo ganar lo que no consiguieron con "grandes figuras" como Maljkovic o Javier Imbroda.

El caso es que ahora mismo, el blanco de la Casa Blanca no es otro que D. Jose Vicente Hernández. Creo que sobran las palabras a la hora de medir el calibre de esta situación, todavía hipotética. Bien es cierto que todavía no ha rodado la cabeza de Joan Plaza (no tienen la "clase y estilo" de Manuel Llorente: como buen dirigente deportivo valenciano, tiene que hacer un escándalo cuando sacan a alguien de su puesto), pero ya se ha dado la señal de largada a los movimientos previos para la tormenta. Quicir, los medios ya empiezan con la cantinela.


Gigantes publica hoy el "run run" sobre su llegada al Madrid, algo que unido a la minicharla de Edu Schell o las constantes referencias en el universo As (desde Martín Tello hasta Mora) no hacen mas que "allanar el terreno", ver como sentaría entre los aficionados blancos la llegada de una figura importante, referencia en el mundillo... y colegial de toda la vida. No sería la primera vez, ya, pero siempre hay que tantear el terreno. Igual no se da: acordaros de que igual nosotros jugabamos en la Cubierta de Leganés...


Somos un club muy familiar. Los que tienen algo de ironía han llegado a decir que somos endogámicos. Da igual la determinación, el caso es que esto no deja de ser un ambiente muy pequeño, donde practicamente todo el mundo se conoce y, según quien se mueva, saben exactamente hacia donde irá. La mayoría de los aficionados lo ve mal como "niños" que somos en esta gran familia: pintamos poco, y no nos enteramos de nada de lo que de verdad se cuece. Vemos que los "adultos" son libres para hacer lo que quieran pero todavía no podremos obrar como ellos. Sin embargo, hasta que no vemos a alguno de los que está arriba "borracho" no entendemos la máxima: que tanto ellos como nosotros siempre decimos la verdad.


¿Mi apuesta? Jose Vicente Hernández no será el relevo de Joan Plaza en el banquillo del Real Madrid de aquí a que acabe el curso. En verano, con menos problemas nuestros, hablamos...

1 comentario:

CESAR ORTIZ DIEZ dijo...

Hola Mattu.

Te adjunto mi nuevo blog, abierto hoy mismo para dar una opinión mas de nuestro equipo, desde la mas humilde ignorancia.

Espero que seas la mitad de asiduo al mio que yo al tuyo (en el que estoy metido en todo momento que mi trabajo me lo permita).

http://socioestusegovia.blogspot.com/